2/19/2015 0 comentarios

POESÍAS, CARTAS DE AMOR Y TEATRO PARA SAN VALENTÍN

        
Nuestra biblioteca de San Valentín 
    Libros muy románticos están esperándote

 La semana pasada os recomendábamos novelas y películas románticas, dejando para una próxima entrega la poesía, las cartas y el teatro porque las recomendaciones estarían incompletas sino incluyéramos estos géneros, ya que el tema amoroso siempre ha estado muy ligado a la poesía y al género epistolar. Además en el mundo teatral tenemos a uno de los grandes escritores del amor, William Shakespeare. Por eso, aquí van nuestras recomendaciones:

  En ÁMBITO POÉTICO, podéis conocer los mejores poemas escritos en lengua castellana desde las jarchas hasta la época actual pinchando en Poemas de amor para el día de San Valentín  

No os perdáis las Rimas de Gustavo Adolfo Bécquer, poeta romántico, iniciador de la lírica moderna, que expresó sus sentimientos amorosos en poemas breves, melódicos y de gran intensidad lírica. Podéis leer las Rimas de Bécquer pinchando en este enlace.

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
  ¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

  También os recomiendo la poesía de tres grandes poetas del amor: el chileno Pablo Neruda y los españoles Pedro Salinas y Vicente Aleixandre. Grandiosa poesía amorosa la de Pablo Neruda con sus obras Veinte Poemas de amor y una canción desesperada o Cien sonetos de amor.Podéis leerlos en Biblioteca Ciudad Seva. Os dejo uno de ellos:




                                           Antes de amarte, amor, nada era mío:
vacilé por las calles y las cosas:
nada contaba ni tenía nombre:
el mundo era del aire que esperaba.

Yo conocí salones cenicientos,
túneles habitados por la luna,
hangares crueles que se despedían,
preguntas que insistían en la arena.

Todo estaba vacío, muerto y mudo,
caído, abandonado y decaído,
todo era inalienablemente ajeno,

todo era de los otros y de nadie,
hasta que tu belleza y tu pobreza
llenaron el otoño de regalos.

Pedro Salinas, poeta madrileño que concebía el amor como una fuerza que da plenitud a la vida y sentido al mundo, ya que nos enriquecemos  gracias a la persona amada. Sus obras maestras son  La voz a ti debida en la que nos muestra una visión vitalista del amor ("¡Qué alegría vivir/sintiéndome vivido...") y Razón de amor, obra  en la que aparece a veces un tono más grave y desencantado del amor.

Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto,
que duró más que un relámpago,
que un milagro, más. El tiempo
después de dártelo
no lo quise para nada ya,
para nada
lo había querido antes.
Se empezó, se acabó en él.
Hoy estoy besando un beso;
estoy solo con mis labios.
Los pongo
no en tu boca, no, ya no...
-¿Adónde se me ha escapado?-.
Los pongo
en el beso que te di
ayer, en las bocas juntas
del beso que se besaron.
Y dura este beso más
que el silencio, que la luz.
Porque ya no es una carne
ni una boca lo que beso,
que se escapa, que me huye.
No.
Te estoy besando más lejos.


Resultado de imagen de fotografía del beso

Y, Vicente Aleixandre, Premio Nobel de Literatura,  tiene un poemario La destrucción o el amor en el que la pasión amorosa es una fuerza arrolladora, panteísta que se identifica con la muerte. Son poemas surrealistas de gran fuerza lírica como el que os dejo a continuación:

Cuerpo feliz que fluye entre mis manos,
rostro amado donde contemplo el mundo,
donde graciosos pájaros se copian fugitivos,
volando a la región donde nada se olvida.

Tu forma externa, diamante o rubí duro,
brillo de un sol que entre mis manos deslumbra,
cráter que me convoca con su música íntima, con esa
indescifrable llamada de tus dientes.

Muero porque me arrojo, porque quiero morir,
porque quiero vivir en el fuego, porque este aire de fuera
no es mío, sino el caliente aliento
que si me acerco quema y dora mis labios desde un fondo.

Deja, deja que mire, teñido del amor,
enrojecido el rostro por tu purpúrea vida,
deja que mire el hondo clamor de tus entrañas
donde muero y renuncio a vivir para siempre.

Quiero amor o la muerte, quiero morir del todo,
quiero ser tú, tu sangre, esa lava rugiente
que regando encerrada bellos miembros extremos
siente así los hermosos límites de la vida.

Este beso en tus labios como una lenta espina,
como un mar que voló hecho un espejo,
como el brillo de un ala,
es todavía unas manos, un repasar de tu crujiente pelo,
un crepitar de la luz vengadora,
luz o espada mortal que sobre mi cuello amenaza,
pero que nunca podrá destruir la unidad de este mundo.

También os aconsejo la lectura de la antología de SM, De todo corazón.111 poemas de amor, colección de poemas de distintos autores y épocas dirigidos al público juvenil con ilustraciones de Ágatha Ruiz de la Prada.



En el GÉNERO EPISTOLAR, nuevamente os tengo que recomendar a  Neruda con sus Cartas de amor, podrás conocer algunas de ellas pinchando aquí

Pablo Neruda y Matilde Urrutia 

 Y no os perdáis las exquisitas cartas de amor que Pedro Salinas escribió a  Catherine Whitmore, profesora norteamericana de Literatura Española de la que se enamoró en Madrid durante un curso de verano en 1932. Fue un amor clandestino y lleno de dificultades, él estaba casado y tenía dos hijos, pero a Salinas le causó gran conmoción, aportándole una inspiración y una creatividad tan inimaginable que estuvo enamorado de ella hasta el final:

 Carta 2 (Madrid, 2  de agosto de 1932)
Tu ausencia era la mayor presencia de la clase ayer. No estando la llenabas toda.
  
Carta 55 (Madrid, 19 de enero de 1933 )
Todo, ternura, paciencia, destreza, todo lo empleaste. Tu eres la autora de nuestro amor. Bendito sea lo que me permitió, entre tantas cosas tristes, vulgares, pobres, usuales, feas, necesarias como hay en la vida conocer tu alma incomparable, sentirla a mi lado.
   
Carta 4 (Madrid, 7 de agosto de 1932)
A veces surge la pregunta angustiosa. ¿Me estará olvidando, ahora, ahora, en este instante? Perdona, perdona, esta carta absurda, excesiva, tan mía. Que rompa en ti como el mar en la arena, suavemente, sin violencia, que al llegar a ti, tu divina naturaleza equilibrada la convierta en caricia y no en queja.


Carta 11 (17? de agosto de 1932)
Dime, en verdad pura, con sinceridad absoluta, ¿no te gusta como te quiero? No, no puedo poner límites, barreras, discurrir, reaccionar, no. ¡Vértigo, pasión, fuerza arrebatadora, sensación de cosa leve arrastrada por un poder indomable, que es, al mismo tiempo, la propia voluntad! ¿Me querías más tranquilo, más equilibrado, plus sage? Imposible. El encuentro contigo me ha lanzado al mundo otra vez.



Y, por último, en el PANORAMA TEATRAL, una de las grandes obras románticas es el Don Juan Tenorio, de Zorrilla, obra en la que el pecador don Juan acabará redimido gracias a la intercesión de su ángel de amor, la monja doña Inés. Una bella historia de amor y de conversión que se ha erigido en todo un clásico del género.

 Y si hablamos de clásicos no debemos olvidarnos de Cyrano de Bergerac, de Edmond Ronstand, la historia de Cyrano que no se atreve a declararse a su prima Roxane debido a que teme ser rechazado por un defecto físico, su descomunal nariz. Generoso y resignado, Cyrano escribirá cartas de amor para que su amigo enamore a Roxane. De la obra hay varias adaptaciones cinematográficas, os dejo la escena del balcón en la versión protagonizada por Gérard Depardieu:


Finalizamos esta entrada con un broche de oro, William Shakespeare, autor que supo indagar como nadie en las pasiones y sentimientos humanos. Su obra más conocida, Romeo y Julieta es una historia de amor trágico en la que dos adolescentes de familias rivales se enamoran y tendrán que luchar por su amor en ese ambiente de rencores y odios.


JULIETA
 ¡Amigo, señor, dueño mío! ¿así me dejas?
Necesito nuevas tuyas a cada instante del día, pues que muchos días hay en cada minuto. ¡Oh! Por esta cuenta, muchos años pesarán sobre mí cuando vuelva a ver a mi Romeo.


ROMEO
 Adiós; en cuantas ocasiones haya, amada mía, te enviaré mis recuerdos.



Una versión cinematográfica en torno al argumento de la obra, la representación de la misma y la figura de Shakespeare la tenéis en Shakespeare in love, de la que os dejo el siguiente vídeo:




También os recomiendo las obras de Shakespeare El sueño de una noche de verano, comedia de enredos sentimentales en las que pululan hadas y duendes y Mucho ruido y pocas nueces que demuestra que los amores reñidos son los más queridos. De ambas comedias se han realizado adaptaciones cinematográficas. Tenéis a continuación el trailer de la segunda:



Os recuerdo que próximamente conoceremos al ganador del concurso literario de San Valentín. Os mantendremos informados en próximas entradas.


2/05/2015 1 comentarios

RECOMENDACIONES LECTORAS PARA SAN VALENTÍN


Al iniciar esta entrada de recomendaciones para San Valentín tengo que confesaros que no sé muy bien por dónde empezar porque el amor es un sentimiento tan poliédrico y tan presente en la literatura de todas las épocas que es difícil realizar una selección de los mejores libros de amor. Por eso, mi compañera Beatriz y yo, hemos decidido recomendaros libros de amor que nos han gustado a nosotras o proponer libros muy conocidos del género. Porque a la pregunta: “¿Cuál es la obra de tema amoroso que más te ha gustado?” ¿Qué contestarías? Tal vez haya un libro que te dejara huella y te venga su título rápidamente a la cabeza (si es así no dudes en recomendarlo haciendo un comentario a esta entrada) pero, en mi caso, no sabría muy bien qué libro elegir.

  Por eso, vamos a ofreceros un surtido de libros de distintos tonos, épocas, países y autores para que cada uno elija el que más se adapte a sus gustos. Para que las recomendaciones no resulten un tanto anárquicas, hemos decidido clasificarlas por géneros, partiendo de obras más clásicas hasta llegar a las más actuales.

  Para los alumnos hay una selección de libros amorosos en la biblioteca del instituto de autores de moda como Blue Jeans o Federico Moccia. También libros que están arrasando como Bajo la misma estrella o clásicos como Romeo y Julieta o Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Si os pasáis lunes o martes en el recreo os podremos orientar en las lecturas de esta etapa.



Centrándonos en las recomendaciones para adultos, os recomiendo para los muy muy románticos una web que os encantará el rincón de la novela romántica. Aquí podéis encontrar muchas obras de escritoras especializadas en el género romántico. Son tantas que me resulta difícil hacer una selección. Aún así mencionaré a algunas de ellas: nuestra asturiana Corín Tellado, Megan Maxwell, Lisa Kleypas, Sylvia Day, Danielle Steel, Nora Roberts, Barbara Wood, Rosamunde Pilcher, Amanda Quick... Si os gustan las novelas muy románticas, estas son vuestras escritoras.

                           
   
   Nosotros vamos a comenzamos un trayecto por la literatura amorosa recorriendo obras de distintos países que os pueden interesar. Iniciamos este recorrido proponiendo varios mitos clásicos de gran belleza relacionados con el amor como Eros y Psiches de Apuleyo que podréis leer pinchando aquí. Píramo y Tisbe (antecedente de Romeo y Julieta) o el mito de Orfeo y Eurídice, en el que Orfeo bajará al mismísimo averno para recuperar a su mujer.



   De la literatura inglesa os recomiendo Cumbres borrascosas de Emily Bronte, en el que asistimos a un romance apasionado y violento, Grandes Esperanzas de Charles Dickens, novela de aprendizaje que relata la vida del huérfano Pip y El gran Gatsby del estadounidense Scott Fitzgerald. De todas estas novelas hay también película, siendo la más actual la de El gran Gatsby protagonizada por Di Caprio. Una escritora destacada de la literatura inglesa es Jane Austen con obras como Orgullo y prejuicio o Sentido y sensibilidad. Esta escritora realiza una análisis minucioso de espacios y personajes, ofreciendo una narración muy lenta. A mí personalmente me resulta un tanto aburrida y me gustan mucho más las películas que las novelas. Por eso, en este caso os recomiendo mejor las adaptaciones cinematográficas. Os dejo los trailers:





   También son interesantes las obras El amante de Lady Chatterley, de D.H.Lawrence (libro que fue prohibido en Inglaterra por la descripción de las relaciones sexuales de los protagonistas y el uso de palabras consideradas tabú) y Desayuno en Tiffany´s de Truman Capote, obra adaptada al cine con Desayuno con diamantes protagonizada por la inolvidable Audrey Hepburn.

       

  De la literatura francesa, todo un clásico del siglo XIX es Madame Bovary de Flaubert, que nos relata la vida de una mujer insatisfecha en su matrimonio que tendrá algunos romances extramatrimoniales. La obra escandalizó a la burguesía francesa en su época, catapultando la novela a un éxito editorial sin precedentes. Otra obra francesa, tal vez menos conocida pero con un encanto especial es Ernestina o el nacimiento del amor de Stendhal , una obrita breve y sencilla de leer en el que Ernestina va descubriendo varios regalos en el hueco de un árbol y así va recorriendo las distintas etapas del amor. La dama de las camelias, obra de Alejandro Dumas (hijo) tiene como heroína a Margarita Gautier, una cortesana a la que el amor de Armando Duval regenera. 

  La película  El velo pintado (1925), basada en la novela homónima de William Somerset Maugham, es una cuidada adaptación en la que Walter, para castigar la infidelidad de su mujer, la obligará a acompañarle a una alejada aldea china asolada por cólera. Allí la pareja, en medio de la desolación, comenzarán a quererse y a descubrirse el uno al otro. Atentos al trailer de la película:




Novelas más actuales de la literatura francesa con un enfoque de comedia amable, romántica y divertida son las obras de Anna Gavalda, Nicolás Barreau (La sonrisa de las mujeres, la mujer de mi vida, Me encontrarás en el fin del mundo o la última publicada Atardecer en París) o David Foenkinos (con su obra La delicadeza, obra breve, deliciosa y divertida, para mí la mejor de este autor).


 

 De la literatura rusa, dos títulos Ana Karenina de Tolstoi, que nos muestra el romance que mantiene la esposa de un importante funcionario con un joven oficial de ejército ruso y el doctor Zhivago de Boris Pasternak, novela que tiene como protagonista a un médico-poeta moscovita cuyo amor está dividido entre dos mujeres. (Hay una versión cinematográfica muy buena, con una bellísima banda sonora). Si veis el siguiente vídeo podréis conocer algunas curiosidades de la película:



Por último, de la literatura extranjera os voy a recomendar una obra de un escritor turco titulada El museo de la inocencia de Orham Pamuck, Premio Nobel de Literatura. La obra nos muestra la historia de amor de Kemal, un joven miembro de la burguesía de Estambul, por su pariente lejana Fusum. Kemal reconstruirá su fracaso amoroso a partir de una extensa colección de recuerdos y objetos cotidianos.

  Y ahora voy a pasar a la literatura amorosa escrita en lengua castellana, comenzando por uno de los grandes escritores hispanoamericanos:  Gabriel García Márquez que tiene varios títulos emblemáticos de este género. En El amor en los tiempos de cólera, Florentino Ariza, enamorado desde adolescente de Fermina Daza, verá como ese amor parece incalcanzable, ya que ella se casó con otro pero nunca se sabe lo que puede pasar si el amor es verdadero;  Del amor y otros demonios, un amor prohibido que tendrá que hacer frente a las supersticiones de la época, Crónica de una muerte anunciada, obra en la que desde el principio conocemos el desenlace pero no sabemos cómo se produce. Santiago Nasar ha de morir porque parece ser que ha mancillado a Ángela Vicario y sus hermanos reclaman venganza.
   

Entre sabrosas recetas gastronómicas y en un ambiente dominado por la pasión, se desarrolla la historia de Como agua para chocolate, de Laura Esquivel, que nos sumerge en un mundo de aromas, sabores y deseos irrefrenables. Otra obra entrañable del género es El cartero de Neruda, del escritor chileno Antonio Skármeta, novela en la que un cartero traba amistad con el poeta Pablo Neruda y así conocemos la vida de Neruda y la dramática época que vivió Chile durante la dictadura.

  Y, pasamos por último, a una breve relación de obras de amor en lengua castellana desde el Romanticismo, comenzando con las Leyendas de Gustavo Adolfo Béquer. Algunos de estos bellos relatos escritos en prosa poética abordan la temática amorosa como Los ojos verdes, la rosa de la Pasión, El beso, el rayo de luna. Puedes leer algunas de estas leyenda pinchando en Ciudad Seva

   Del Realismo una parada obligada es la lectura de las obras de Galdós. Tiene una obra de gran extensión dividida en dos volúmenes Fortunata y Jacinta, que nos muestra la relación amorosa de Juanito Santa Cruz con estas dos mujeres de distinta clase social. Es una obra para leer despacio y con mucho tiempo y por eso, yo os recomiendo una obrita más corta, también de Galdós, que nos enseña que el físico no es lo más importante, Marianela. 

    Y del Realismo doy un gran salto en el tiempo para llegar a una obra de Miguel Delibes, Señora de rojo sobre fondo gris, bellísima narración en la que un pintor (tras el que se esconde el escritor Delibes) atraviesa una crisis de inspiración, motivo que le sirve para exteriorizar sus recuerdos más íntimos, centrándose en la enfermedad de su mujer y cómo la vivió ella hasta llegar a su trágico desenlace. La obra es una declaración pública del gran amor que sentía Miguel Delibes por su mujer:


Nos bastaba con mirarnos y sabernos. Nada nos importaban los silencios. Estábamos juntos y era suficiente. Cuando ella se fue todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabras, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida eran sencillamente la felicidad. 

Yo buscaba en la cabeza temas de conversación que pudieran interesarla, pero me sucedía lo mismo que ante el lienzo en blanco: no se me ocurría nada. A mayor empeño, mayor ofuscación. Se lo expliqué una mañana que, como de costumbre, caminábamos cogidos de la mano: ¿Qué vamos a decirnos? Me siento feliz así, respondió ella. 

 Por último, os recomiendo algunas novelas románticas más actuales que os pueden interesar. Para los amantes de la literatura, no os perdáis la trilogía de novelas escritas por Valle Vaquero que nos relata la vida amorosa de Garcilaso de la Vega: El dulce fruto de la primavera (sobre su amor con Guiomar Carrillo), Desde el  mar de Lusitania (el enamoramiento de Garcilaso de su cuñada Beatriz de Sá) y Duro campo de batalla (que nos muestra la visión de la esposa de Garcilaso, Elena de Zúñiga).




 Son de mar, de Manuel Vicent, ganadora del Premio Alfaguara 1999 es "una historia contemporánea de amor y misterio enmarcada en el mundo sensorial y mágico del Mediterráneo" (palabras de los miembros del jurado de este premio). Novela de influencias clásicas que relata el regreso a casa de Ulises, un profesor de literatura griega y latina, después de estar desaparecido diez años en el mar.

 El tiempo entre costuras de María Dueñas fue una novela de gran tirada editorial en el 2009, que nos llevará a los enclaves coloniales del Norte de África, al Madrid de posguerra y a una Lisboa cosmopolita de la mano de Sira Quiroga, una modista que tras un desengaño amoroso tendrá que salir adelante y quién sabe, tal vez descubrirá el amor verdadero. Una novela de amor, espionaje y mucho glamour de la que se hizo una mini serie en televisión protagonizada por Adriana Ugarte. De la película me gustó mucho la ambientación y el vestuario aunque el contenido es mucho mejor leerlo en el libro. Os dejo la promoción de la serie:



Para terminar, os recomiendo tres obras: La felicidad es un té contigo de Mamen Sánchez, novela que combina humor, suspense y comedia romántica; Palmeras en la nieve de Luz Gabás, una conmovedora historia de amor en las legendarias plantaciones de Fernando Poo (también podéis leer la segunda novela de esta autora Regreso a tu piel) y la finalistas del Premio Planeta 2014, Mi color favorito es verte de Pilar Eyre que relata el romance de una periodista madura con un  atractivo corresponsal de guerra francés.

           
Y por hoy, concluyo las recomendaciones para San Valentín. Pero esto no es un punto y final sino un punto y seguido, porque la semana que viene publicaré más recomendaciones de amor del género poético, epistolar y teatral.


Anímaos a leer y si queréis contestad a la pregunta que tenéis al final de esta entrada, escribiendo un comentario. Para escribir tu comentario, solo tienes que irte al inicio de esta entrada y antes del título de "Recomendaciones lectoras para San Valentín" encontrarás la fecha, recomendaciones lectoras y comentarios. Pincha en comentarios y escribe en publicar un comentario a esta entrada, dando a publicar y así quedará reflejada tu opinión. ¡Adelante! Participa.

Feliz San Valentín.



 
;